domingo, 29 de enero de 2017

NO TE RINDAS. Videoclip sobre el acoso escolar. Benedetti





Videoclip sobre el acoso escolar sobre un poema de Mario Benedetti. Musicalizado por Lara Villar, directora del Coro Infantil de Loranc del Colegio Público Fregacedos de Fuenlabrada. 

martes, 27 de diciembre de 2016

martes, 6 de diciembre de 2016

CONOCEMOS MEJOR EL MUNICIPIO DE COMAPA

SI QUIERES CONOCER MEJOR LA ZONA DONDE ESTÁ UBICADO EL COLEGIO, PINCHA EN LA IMAGEN.


ESTA INFORMACIÓN TE SERVIRÁ PARA COMUNICARTE LA PRÓXIMA VEZ CON LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS DEL COLEGIO "LA CEIBA" 











sábado, 3 de diciembre de 2016

SEGUIMOS INFORMADOS


La ONG Ayuda en Acción nos mantiene informados de todo lo que acontece en la provincia de Esmeradas después del terremoto.



Terremoto en Ecuador: miles de personas necesitan tu ayuda

  • A los más de 440 fallecidos, 4.600 heridos y el centenar de desaparecidos hay que añadir más de 20.500 personas albergadas que han perdido sus hogares
  • Ayuda en Acción trabaja desde el domingo en 15 comunidades rurales de Muisne, zona muy próxima al epicentro y una de las más afectadas
  • “La escasez de agua, de alimentos y las condiciones de salubridad son las prioridades en este momento”

Cantón Muisne en la provincia de Esmeraldas. AYUDA EN ACCIÓN

Desde el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que sacudió Ecuador el pasado fin de semana, las cifras de fallecidos, heridos, desaparecidos y personas afectadas no han dejado de aumentar. Ayuda en Acción trabaja en la zona de Muisne desde el mismo día del seísmo; en un primer momento, evaluando los daños y detectando las necesidades más urgentes y, después, asistiendo a los afectados. También, desde el domingo, hemos puesto todos los  canales de colaboración a disposición de la ciudadanía que quiera apoyarnos en nuestra respuesta a la emergencia.
El cantón de Muisne está ubicado en la provincia de Esmeraldas, una de las 6 declaradas en estado de emergencia por el gobierno de Ecuador y en la que Ayuda en Acción tiene proyectos activos en la actualidad ( trabajamos en el país desde el año 1985). Desde el lunes, hemos repartido artículos de primera necesidad en 7 albergues provisionales y a 500 familias de 15 comunidades rurales donde, debido a las dificultades de acceso –agravadas por los daños en las carreteras tras el terremoto–, es más complicado que llegue la ayuda; de hecho, somos la única ONG española con presencia en esta zona.
“La escasez de agua, de alimentos y las condiciones de salubridad son las prioridades en este momento”, apunta Fernando Mudarra, director de Cooperación de Ayuda en Acción que está en terreno desde el domingo gestionando la respuesta de la organización a la emergencia. En todo momento hemos gestionado la ayuda coordinados con el Ministerio de Inclusión Económica y Social y la Secretaría de Gestión de Riesgos del gobierno de Ecuador, así como con la Oficina Técnica de Cooperación de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID).

El 80% de las familias han visto afectadas sus condiciones de vida. Necesitan alimentos, agua, kits de higiene y de limpieza, botiquines, linternas y bidones de basura, así como mosquiteras y repelentes. No se puede cocinar y la energía eléctrica está cortada desde el sábado. La mayoría de las personas pasan el día y duermen a la intemperie porque los albergues son muy precarios, están construidos con palos y lonas y casi no permiten resguardarse de la lluvia y de los insectos, además de que no hay colchonetas para todos.


Albergue Daule en Muisne, Esmeraldas. Josep Vecino / Ayuda en Acción / Ecuador AYUDA EN ACCIÓN
Tras la ayuda de emergencia, llegará el momento de la reconstrucción. Según datos oficiales, hay más de 2.350 edificaciones afectadas, 146 de ellas son colegios; cifras que aumentarán debido a las fuertes réplicas que, por el momento, ya superan las 400. Precisamente, los menores son los más vulnerables en una situación de emergencia como ésta; “hay familias completas, con numerosos niños y niñas, que en este momento conviven hacinados en espacios muy reducidos”, añade Fernando Mudarra.
Ecuador necesita tu ayuda. Puedes donar vía web , en el teléfono 900 85 85 88 y en los números de cuenta de Banco Santander IBAN ES51 0049 0001 5422 1186 3029 y de Caixa Bank ES35 2100 5731 7502 0020 1447.

viernes, 2 de diciembre de 2016

NOTICIAS PERIÓDICOS







NOTICIA TERREMOTO

TERREMOTO EN ECUADOR


«De milagrito que no me cayó encima. Agarré a mi bebé y salí corriendo de la casa»

Las réplicas (541 dese el pasado sábado), el calor y la escasez de agua castigan las zonas devastadas por el seísmo que sufrió la costa ecuatoriana el pasado sábado





Un niño duerme bajo una tienda instalada en el aeropuerto de los Reales Tamarindos, tras ser evacuado de Portoviejo  - REUTERS
LYS ARANGO Esmeraldas (Ecuador) - Actualizado: Guardado en: Internacional

Las familias que aún procesan la tragedia vivida y la tristeza de la devastación buscan un lugar seguro tras cada réplica del temblor. Los 50 albergues improvisados en la provincia de Esmeraldas reciben cada día a más personas que desean instalarse en un lugar sin amenazas. El rumor de que aún está por llegar un tsunami o un terremoto aun más devastador se apodera del ánimo de muchos ecuatorianos que deciden escapar.
Nora Macías, una viuda con cinco hijos, recuerda una de las réplicas del 20 de abril. Eran las 5 horas, se encontraba en la cocina fregando platos cuando, «de pronto, los perros comenzaron a ladrar sin ningún motivo y, a los pocos segundos, un sonido fuerte zarandeaba la tierra. Todo crujía y vi que la pared, ya dañada por el terremoto anterior, se resquebrajó como si la hubiera partido un rayo», cuenta Macías con un hilo de voz por la afonía. «De milagrito que no me cayó encima. Agarré a mi bebé y salí corriendo de la casa. Grité con todas mis fuerzas llamando al resto de mis hijos, pero por suerte estaban en la cancha jugando».
La casa está gravemente dañada. Le da miedo volver. De modo que ahora viven los seis en el albergue de Salima, en el cantón de Muisne. Se trata de un refugio improvisado, donde el calor y la humedad asfixian. Alrededor de 500 personas habitan en este solar, apiñados en colchones sobre el suelo, bajo plásticos negros que incrementan el sofocante calor durante el día.
S
Se estima que hay 9.500 personas desplazadas en Esmeraldas desde que el terremoto sacudió Ecuador el 16 de abril y las 541 réplicas registradas por el Instituto Geofísico en las siguientes 90 horas. El calor, la falta de agua potable, la escasez de alimentos, el hacinamiento y las recurrentes picaduras de mosquitos hacen muy difíciles las condiciones para estas personas. Se teme que el rápido deterioro de las condiciones derive en un problema de salud.
En la zona está actuando la organización humanitaria internacional Acción contra el Hambre, que ha movilizado un equipo de 10 personas desde España y Colombia en las 24 horas inmediatas al terremoto. Tras realizar las primeras evaluaciones en Esmeraldas, la segunda provincia más afectada por el sismo después de Manabí y donde menos ayuda gubernamental ha llegado, en las próximas horas la organización comenzará la distribución de kits de higiene, filtros potabilizadores de agua y mosquiteras. Asimismo se distribuirán 1.000 tanques de agua, cisternas, depósitos y puntos de agua segura para garantizar el abastecimiento en las concentraciones de población.

Una nueva vida

Como contraste de tanta desgracia, pronto nacerá una nueva vida, cuando Nicol Noel, de 16 años y embarazada de 9 meses, dé a luz. Actualmente vive en el albergue de Salima, después de que su casa quedase reducida a escombros. Ella y otras decenas de mujeres y niños necesitan con urgencia lugares seguros en los que puedan disfrutar de cierta intimidad. Por eso pronto se llevará el equipamiento necesario para montar «baby tents», donde madres y niños recibirán apoyo psicosocial para afrontar el impacto de la catástrofe.

La frustración del Ericam por no haber recuperado a nadie con vida

Han pasado más de cinco días desde que el grupo de Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (Ericam) aterrizó en Ecuador. Tras trabajar en Canoa, desde el martes desempeñan sus labores de rescate en Manta. Jornadas en las tan solo han rescatado cadávares. «Nuestra gran frustración es no haber recuperado a nadie con vida», confiesa Rufino Ruíz, bombero del Ericam, a ABC. Desde el jueves ya tampoco hay cuerpos. «Nadie reclama ya a un familiar o a un amigo». Unos momentos que siempre suponen una gran tensión para los rescatadores «por la presión con la que trabajamos, y además porque tenemos que valorar la situación por si nos pilla una réplica dentro del edificio». La última importante duró 45 segundos. «Nos acojonamos», confiesa. A pesar de ello, reconoce que la población los está ayudando mucho y que valora su esfuerzo. «Cuando pasamos, algunos nos aplauden». 
En Manta continúan las restricciones de agua, «solo tenemos para beber, no podemos lavarnos», pero ya ha desaparecido el hedor a cadáver, «ahora el olor procede de los alimentos». La policía se ocupa de mantener el orden. «En esta parte no hay muchos saqueos, el problema es que la gente quiere volver a sus casas para recuperar sus pertenencias y es peligroso». S. GAVIÑA